Club-BPM - Gestión, Automatización, Inteligencia de Procesos y Transformación Digital
   

Siguenos en:
Club-BPM en Linkedin
Club-BPM en Twitter
Club-BPM en Facebook
 
 
Quiénes
Somos
Observatorio y
Recursos BPM
Centro de Estudios
y Certificaciones
España
Latinoamérica

Metodología BPM:RAD®

Videos

             

 

  Artículo


El valor empresarial de la nube y los servicios gestionados

Fuente: SILICONWEEK
Autor: IBM

Fuente-Shutterstock_Autor-vs148_cloudcomputing-nube

Reducir el gasto, incrementar la eficiencia, mejorar los niveles de servicio, reduciendo el riesgo, son algunos de los beneficios que la nube y los servicios gestionados aportan a las TI. IBM ayuda a las empresas y organizaciones de todos los tamaños al éxito empresarial transformando su infraestructura de TI.

Muchas empresas se enfrentan a sistema de TI actuales que no son capaces de cumplir los programas de transformación que sus negocios necesitan.

Las expectativas de TI han ido creciendo para crear valor e innovación empresarial y en este contexto los servicios gestionados abarcan una amplia gama de capacidades, creando opciones para que las organizaciones de TI se beneficien de los servicios proporcionados de forma externa y permitiéndoles centrarse más en asuntos cruciales del negocio y en funciones estratégicas.

IBM cuenta con una amplia visión de los servicios gestionados, más allá de la aplicación y la gestión de la infraestructura convencional, incluidas las redes, el almacenamiento, el escritorio o puesto del usuario y las comunicaciones, así como los servicios gestionados para la seguridad, copia de seguridad y recuperación de datos, recuperación en caso de catástrofe, movilidad, help desk y soporte técnico.

Tanto las grandes compañías como las pequeñas, buscan proveedores de servicios gestionados de confianza para abordar las cuestiones relacionadas con el coste, la calidad del servicio y el riesgo.

Las economías de escala y la industrialización del suministro de servicios permiten a los proveedores de servicios gestionados conseguir un menor coste que el de la mayoría de las organizaciones internamente.

Además, un socio de servicios gestionados incrementa la eficiencia aportando un nuevo valor al negocio, desde mejores prácticas hasta estandarización y automatización, que permiten así realizar controles más estrictos de TI.

Pero, sobre todo, el valor fundamental que puede aportar un proveedor de servicios gestionados es la calidad del servicio, desarrollando las herramientas, los procesos y la gobernanza requeridos para ofrecer de una forma fiable rentabilidad a los servicios.

Por otro lado, estos socios pueden escalar el alcance, el tamaño y la gama de servicios gestionados adecuándolos a las necesidades del negocio y garantizando un entorno de TI flexible.

Los 10 criterios principales para una correcta selección

Los potenciales beneficios de los servicios gestionados solo se consiguen si se elige un proveedor adecuado. Para ello deberán tenerse en cuenta una serie de criterios fundamentales.

Un proveedor de servicios gestionados apropiado debe contar con conocimientos que van más allá de la gestión convencional de la disponibilidad y el mantenimiento del sistema operativo y abordar la gestión de cambios, la virtualización, la alta disponibilidad, middleware y bases de datos, las tecnologías de redes múltiples, la integración multiplataforma, la movilidad, la seguridad y las tecnologías en la nube.

Debe tener un enfoque basado en la tecnología y la prevención para la gestión y mejora continua de los servicios TI, para lo que es conveniente saber hasta qué punto utiliza la automatización para disminuir la intervención humana y mejorar la calidad y la productividad.

Además, debe adecuarse a las mejores prácticas del sector y los estándares de la ITIL (biblioteca de infraestructura TI) para realizar la transición desde un sistema de gestión interno al del proveedor.

La prestación de un servicio coherente se basa en el seguimiento de unos procesos que siguen una metodología clara. Un proveedor de servicios gestionados debe disponer de un sistema de gestión del conocimiento que permita al personal acceder al histórico de problemas y la información de soluciones desde cualquier lugar, y una visibilidad en tiempo real del servicio y herramientas en línea para generar informes.

Apoyos para entornos multidistribuidor y colaboraciones sólidas; prestación de servicios con capacidad mundial pero con opciones de recursos a nivel local; acuerdos de nivel de servicio basados en el rendimiento; una amplia cartera de servicios gestionados ajustados al modelo de negocio; una previsión tecnológica y una hoja de ruta hacia la innovación; así como una reputación y una estabilidad financiera completan los requisitos para la correcta selección del proveedor de servicios gestionados.

Los beneficios de la nube

La nube aporta una importante ventaja adicional a los servicios gestionados: precios flexibles basados en el uso.

La computación en la nube surge como una nueva opción en el proceso de los servicios gestionados y, en algunos casos, como un soporte fundamental.

Tanto si es una infraestructura pública como servicio (IaaS) o la gestión de un entorno de nube privado interno del cliente, los servicios de computación en la nube ofrecen los mismos beneficios que otros servicios gestionados pero en general, a un nivel superior en cuanto a la reducción de la inversión y los costes, el aumento de la eficiencia, la flexibilidad y escalabilidad y el acceso a técnicas avanzadas.

IBM aporta la experiencia y capacidades líderes para ayudar a los clientes a implantar una estrategia integrada con la nube y las decisiones de aprovisionamiento gestionadas.

La estrategia de TI y los consultores de diseño de la compañía pueden ayudar a las empresas de todos los tamaños a trazar un itinerario hacia la incorporación de la nube y los servicios gestionados de acuerdo con su sector y los objetivos del negocio concretos.

Para ello, IBM ofrece rendimientos optimizados a través de la infraestructura de TI con una gran variedad de capacidades y la flexibilidad de elegir el nivel de soporte para cada capa de la infraestructura, desde una monitorización y gestión básica a acuerdos a largo plazo basados en una ruta de innovación para las organizaciones.

 

 

 

Articulos Club-BPM