Club-BPM - Gestión, Automatización, Inteligencia de Procesos y Transformación Digital
   

Siguenos en:
Club-BPM en Linkedin
Club-BPM en Twitter
Club-BPM en Facebook
 
 
Quiénes
Somos
Observatorio y
Recursos BPM
Centro de Estudios
y Certificaciones
España
Latinoamérica

Metodología BPM:RAD®

Videos

             

 

  Artículo

 

5 señales de que usted tiene un gran gerente de proyectos

Fuente:IDG News Service
Autor:Adolfo Manaure


5 señales de que usted tiene un gran gerente de proyectos

Es fundamental que el CIO realice las preguntas correctas para tener el gerente de proyectos que su departamento de TI necesita.

Cuando le pregunto a los CIOs u otros altos directivos que nombren dos grandes directores de proyectos, la mayoría lucha por hacerlo. Eso es preocupante si se considera que, de acuerdo con Gartner casi $4 billones se gasta en proyectos en todo el mundo. Por supuesto convertirse en un gran jefe de proyecto no sucede durante la noche: nadie despierta, se mira al espejo, dice “grande”… y listo.

Tampoco es algo que se pueda enseñar a partir de un libro de texto. Al igual que con otros aspectos del liderazgo, el desarrollo de un gran director de proyecto comienza con el proceso de contratación. Olvíde los métodos y pruebas psicométricas tradicionales. En lugar de eso, pregúnteles a los candidatos cómo se recuperan de un fracaso y; cómo se las arreglan con los promotores de proyectos; o qué ideas originales tienen para crear grandes equipos. Estrellas futuras entenderán estas preguntas y tienen sus respuestas preparadas.

Un buen gerente de proyecto debe tener fracasos y éxitos experimentados para aprender lo que se necesita para construir grandes culturas que entregan consistentemente bien. Se beneficiarán de un fuerte mentor que entiende las tensiones, presiones y desafíos del cargo y puede apoyarlos cada vez mejor en lo que hacen. Aquí están los cinco signos de que están en el camino hacia la grandeza.

1. Es muy querido

¿Recuerda el viejo dicho “ser respetado es importante caer bien no’? Malo. Tal vez era cierto hace 10 años, pero ya no. Con el fin de conseguir que alguien haga algo para usted, tiene que ser una buena persona. También tiene que hablar con la gente de la manera que les gusta, tener claro lo que se debe lograr, estar interesado acerca de sus vidas fuera del trabajo y mostrar un poco de vulnerabilidad de vez en cuando, para demostrar que es humano. Un buen gerente de proyecto hará esto.

Ellos siempre van a empezar el día con un “buenos días”, terminar la velada con un “buenas noches” y todas las preguntas o la interacción será recibido con una sonrisa y un carácter tranquilo.

El área del proyecto se llena de buen humor, galletas de chocolate (o fruta) y la mesa nunca se aporrea. ¿Recuerda aquellos proyectos que disfrutó? Es porque ellos fueron dirigidos por gente agradable que ya ha hizo ese trabajo y que te hace sentir bien contigo mismo.

2. Toman toda la culpa y ninguno de los créditos

En un mundo ideal, la culpa no existiría en nuestras culturas de trabajo. Sin embargo, a pesar de mi cruzada para asegurar que los proyectos desarrollan la cultura correcta de entrega, todavía veo el dedos señalando en todas direcciones. Los grandes directores de proyectos son como sombrillas: cuando la crítica llueve se aseguran de que el equipo está protegido de ella. A continuación, asegúrese de que el mensaje transmitido se presenta como una oportunidad para determinar un problema y mejorarlo.

Del mismo modo, cuando el sol está fuera y la alabanza está radiante, se aseguran de que las personas que hacen el verdadero trabajo tomen ese sol y sean recompensados. Cuando hablan de que un proyecto ha sido un éxito, hablan de los puntos fuertes del equipo y las cualidades que han demostrado. Nunca acerca de sí mismos.

3. Implican a todos en la planificación

Cada gran jefe de proyecto sabe que para que cualquier proyecto tenga éxito se necesita un gran plan; y cada gran jefe de proyecto sabe que, con el fin de conseguir el gran plan que necesita, debe involucrar a todos en el proceso de planificación.

No a todo el mundo, obviamente, pero se toman el tiempo de identificar a las personas que se ven afectadas y pueden afectar el proyecto y hacer que se involucren, incluyendo al CIO.

Los grandes gerentes de proyecto crean un ambiente productivo, agradable. Quieren asegurarse de que obtener el máximo provecho a las horas previstas – unas tres – para esta tarea porque saben que, al final de ella, tendrán un plan que el equipo ha construido y en el cual creen. Con eso saben que ya están a medio camino de la entrega de un proyecto de éxito.

4. Pone su esfuerzo en construir equipos

El diseño de equipos exitosos lleva mucha elaboración de pensamiento y el tiempo: es como completar un rompecabezas. Los grandes directores de proyectos se ven en la foto del equipo, diseñan las piezas para que sepan lo que tienen que poner y dónde, para la creación de esa imagen que construyó – con tiempo – en su mente.

Un buen gerente de proyecto no acepta gente que está “libre” o “en la banca” a menos que sean las personas correctas con las que van a negociar en forma tenaz para que el resto tenga lo que realmente necesitan para alcanzar lla visión que tienen. Una vez que el equipo está en su lugar, nunca dejan de conducirlo, favorecen el desarrollo, el rendimiento y la gestión del mismo.

5. Se las arreglan bien

Un gerente de proyecto no puede ser grande a menos que lleve a alguien que lo respalde. Están preparados para asumir la responsabilidad de todo lo relacionado con la entrega de un proyecto a alguien por encima de ellos: hacen todo lo posible para apoyar el proyecto y eliminar obstáculos que puedan interponerse en su camino. Asegurando este apoyo y la rendición de cuentas es el trabajo de un director de proyecto y los grandes hacen esto muy bien.

Usted sabe que lo están haciendo bien porque, como CIO, siempre está informado, nunca duda de la capacidad del equipo para entregar y sus compañeros hablan positivamente sobre el proyecto y la forma en que está siendo dirigido. Ellos hacen todo esto porque son grandes líderes y respetar su posición y los desafíos que trae.

Los grandes directores de proyectos son raros. Son excelentes porque aman lo que hacen y nunca dejan de buscar mejores maneras de hacerlo. ¿Tienes algunos grandes directores de proyectos? Si es así, ¿qué es lo que hacen que los diferencia de los demás? Solo teniéndolo presente podemos detectar a sus pares.

Leer mas en :http://www.cioal.com/2015/06/24/5-senales-de-que-usted-tiene-un-gran-gerente-de-proyectos/

 

 

 

 

 

 

Articulos Club-BPM